Domingo 2 de Junio - 8:30h
Opción larga: 148km / +1.750m

La prueba se iniciará a las ocho de la mañana, justo al lado de la entrada del festival en la Avenida Xavier Cugat de Girona, con un tramo ancho y rápido, buscando carreteras sin dificultades pero con encanto, entre las comarcas del Gironès y La Selva que llevarán a los corredores hasta Llagostera donde se realizará el desvio del recorrido largo y corto.

Una vez llegados a Tossa, rodaremos durante 20 km junto al Mar Mediterráneo. Una sección que transcurre por una costa escarpada y espectacular que se adentrará en el Baix Empordà, para transportar a los ciclistas del mar a la zona interior.

En este punto del recorrido en Les Gavarres se podrán ascender dos puertos clásicos como son Romanyà y La Ganga. La gran particularidad de esta región es el descubrimiento de pequeños pueblos escondidos, que desprenden un encanto especial, que los corredores podrán percibir: Sant Sadurní de l'Heura, Monells, Parlavà, Foixá ... Se encuentran conectados por carreteras solitarias y estrechas que acercarán a los cicloturistas a Girona.

Ya cerca de Girona, se realizará la última subida de la ruta que permitirá a todos disfrutar de una entrañable y extraordinaria carretera que exigirá un último esfuerzo para recibir una fantástica recompensa: unas vistas privilegiadas del casco antiguo gerundense. El colofón ideal para encarar el descenso hacia la llegada, atravesando el majestuoso río Ter por el Puente Josep Tarradellas, que en 2019 será en la Avenida de Xavier Cugat, justo a la entrada del festival Sea Otter Europe Costa Brava-Girona.

Domingo 2 de Junio - 8:30h
Opción corta: 100km / +1.000m

La prueba se iniciará a las ocho de la mañana, desde el borde de la entrada del festival en la Avenida Xavier Cugat de Girona, con un tramo ancho y rápido, buscando carreteras sin dificultades pero con encanto, entre las comarcas del Gironès y la Selva que llevarán a los corredores hacia el primer puerto de montaña de la jornada, el Romanyá, que introducirá a los ciclistas a les Gavarres hacia el interior del Baix Empordà.

Al superar el puerto de La Ganga, se descubrirán pueblos escondidos de esta comarca, que tienen un encanto especial. Carreteras solitarias que conectan diferentes villas de la zona.

A medida que se devuelve hacia el Gironès, se ascenderá el Madremanya, donde se podrán admirar los Pirineos. Se atravesarán campos y viveros para llegar al borde de Girona, donde se hará una última subida, que permitirá disfrutar de una estrecha y serpenteante carretera que exigirá un último esfuerzo para contemplar unas magníficas vistas del casco antiguo gerundense. Una vez maravillados, se inicia un descenso hacia la llegada, superando el río Ter.


  • 090618111016.jpg